Vistas a la página totales

lunes, 6 de enero de 2014

Filosofía cotidiana

Ciudades más humanas
por Uriel Eduardo Santana Soltero

número 676 – 4 de enero de 2014

Durante el siglo pasado, las políticas de fomento al desarrollo de las grandes metrópolis, privilegiaron
las vialidades para el transporte motorizado, con su consecuente contaminación y limitaciones para el
disfrute de la convivencia comunitaria. Requerimos hoy de una Movilidad
Urbana Sustentable.

 Hemos creado mega centros urbanos con una creciente disponibilidad de
opciones para la convivencia, pero paradójicamente, les complicamos a sus
habitantes la posibilidad para disfrutar de los mismos. Por una parte: oferta
de escenarios, mientras que a contrapelo: inseguridad, lentos traslados,
ausencia de transporte público eficiente y alto costo o escasez de
estacionamientos.

 Un sólido desarrollo económico y la calidad de vida en las
ciudades, depende de las oportunidades que estén disponibles a
sus habitantes. La movilidad urbana es un eslabón que une o
impide el acercamiento entre las personas y las oportunidades.

 Una Movilidad Urbana Sustentable, debe vincular conceptos
como la eficiencia energética, la calidad de vida, la
autosuficiencia para el desarrollo comunitario y el bienestar de
los ciudadanos en general. Consolidar un círculo de vida virtuoso
para la ciudad: eliminando trabas y fomentando opciones de mejora, para hacer más confortable la
convivencia, en esa “gran casa familiar” que deben ser nuestras ciudades.

 Cada ciudad es diferente: por su entorno, por su clima, sus costumbres ancestrales y perspectivas
de desarrollo; y como tal, requiere de un modelo a la medida, no de un traje mal ajustado o
improvisado.

 El concepto de movilidad urbana sustentable debe ser
incluyente, considerando a todas las personas y su
accesibilidad a las actividades que realizan, a través de
diferentes modos de transporte. Lo cual debe traducirse en
equidad en el uso del espacio para circular, propiciando la
implementación de un sistema de transporte público
eficiente, que induzca a disminuir el uso del automóvil
particular.

 ¡Seamos felices, por favor!, respaldando con entusiasmo y
participación personal, el propósito común de transformar
nuestras ciudades en centros de convivencia humana sustentable.

 urieless@gmail.com urieless@iCloud.com