Vistas a la página totales

domingo, 3 de junio de 2012

Reflexiones


La Paz Baja California Sur a 03 de Junio de 2012


Por: Salvador Castro Iglesias
Correo electrónico: salcasis@yahoo.com.mx

            En estos días en que la vorágine electorera nos tiene a millones de Mexicanos en un hilo, días en que la élite política pareciera ser en verdad de otro planeta que solo busca llegar a como dé lugar a ocupar los más altos puestos que un servidor público pudiera imaginar, días en que veo que los jóvenes y su movimiento soy#131 salen a las calles buscando ocupar un sitio en la historia, días en que pareciera que el mundo se vuelve más y más caótico; me pongo a reflexionar.

            ¿Es mi imaginación o nuestros políticos solo piensan en su propio beneficio o en verdad quieren cambiar el orden de las cosas y buscar que México salga adelante?.

            ¿Cuántas familias en extrema pobreza podrían comer, vivir mejor, enviar a sus hijos a escuelas de calidad con los miles de millones invertidos esta campaña en carteleras, spots televisivos, autos rentados, tortas y refrescos dadas a los acarreados, miles de litros de combustible gastados, miles o millones de recuerditos de tal o cual candidato?

            ¿Cuántas horas improductivas de servidores públicos que andan pegados al candidato gracias a nuestros impuestos y que en lugar de rifársela trabajando en su puesto se han desperdiciado en aras de un sueño guajiro de que “si gana el candidato obtendré un mejor huesito”?

           
            Caray, bastante material para reflexionar amigos.

            No sé ustedes pero desde mi óptica personal creo que andamos mal, muy mal. Veo que las quincenas de la gente no alcanzan, pero otra parte veo a nuevos y viejos políticos comiendo en restaurantes de alta calidad, mientras que muchos amigos apenas les alcanza para comprar su despensa y medio pagar sus cuentas en las tiendas de crédito.

            De seguro me dirán o me saldrán otra vez con el cuento de “Ay Salvador siempre tan pesimista”… “Las campañas son parte de la democracia y eso cuesta”… Ni modo, así son las cosas, mejor aprovecha y busca a un candidato para que te consiga un hueso o te apoye para comprar más equipo para tu negocio.

            La verdad mejor prefiero mantenerme al margen y tratar en lo posible de pensar cosas más positivas, porque si volteo a mi alrededor veré a muchos de amigos defendiendo a capa y espada a su candidatos, molestos con los otros por irle al contrario, y algunas veces hasta llegar a perder la amistad por no haber coincidencias.

            Lo más divertido es que cuando terminen las campañas y haya un ganador, de seguro muchos de los que hoy son sus opositores andarán rondando al ganador para buscar su perdón y conservar o buscar una chambita.

            Otra de mis reflexiones de este mes es que la vida me va llevando por derroteros que siendo sincero nunca pensé caminaría. Poder a mis casi 52 años ver las cosas desde otro punto de vista es algo realmente genial.

            El otro día precisamente escuchaba a un amigo que me platicaba de sus planes y después de algunos minutos de escucharlo, me di cuenta de que yo era igual a su edad; sueños y mas sueños pero sin aterrizarlos, gastando neuronas en los miles de dineros que ganaría con tal o cual cosa, "porque ya hablé con unos amigos multimillonarios y ellos me van a dar la lana para hacer este super-mega-hiper genial negocio".

            Ay Dios, no cabe duda que en algunas ocasiones la vida va enseñando a escuchar, hablar menos y ver más y nunca hubiera yo llegado a pensar en dar algún consejo. Le dije a mi amigo “Fulanito aterriza, deja de andar como los zopilotes estreñidos”… ¿Cómo? Me contestó… Si amigo, ellos nomás planean pero no obran.

            Acción es la palabra mágica, así escuché hace años en un curso de esos de motivación personal, menos palabras y más hechos. Acción cada día de mi vida, con lana o sin lana, con pasión, constancia, perseverancia, solo así se llega a algún lugar (bueno si saben a donde van).

            Que si los jóvenes salieron a la calle a decir que ya están hasta el copete de cuentos, embustes, fraudes y demás monerías de las televisoras y los políticos, excelente… Acción chavos, acción.

            Que si ya estamos hartos de escuchar los mismos discursos trillados de los políticos…Acción señores, menos llantos y más acción, salgamos a las calles a decir ya estuvo suave y hagamos juntos un mejor país trabajando con más ganas, aplicando la Ley para todos.

            Algunas gentes bien intencionadas y que sé que en verdad me aprecian me han dicho muchas veces “Salvador tu negocio no te deja dinero, mejor haz tal o cual cosa”… “No se amigo, mejor pon otro negocio o busca al Gober para que te de chamba y así podrás ganar al menos tu quincenita”.

            Pero yo no soy de quincenitas ni de andar correteando al Gober para que me dé chamba, amo mi trabajo, busco cada día hacerlo mejor, creo en lo que hago porque muchas veces dije que el día que tuviera la oportunidad de hacerlo sería felíz, feliz de poder llevar programas con contenido, mensajes positivos, otras alternativas para la gente que ya está cansada de ver en la tele muertos, destripados, políticos corruptos, miserias y demás. Decidí ver la vida positivamente y dejarme de andar soñando con millones y autos del año, yates y cosas de esas.

            No negaré que efectivamente me siguen gustando los autos de año, los yates, las joyas, la vida VIP, pero también sé que si para tenerla tengo que pisar a otros y vender mi alma al diablo, mejor sigo como estoy.

            Cuando veo a compañeros de los medios de comunicación, que se la han rifado durante toda su vida, con ingresos apenas suficientes para mantener a sus familias, y recibiendo como premio a su labor, mentadas, insultos, ofensas de parte de pillos y malandrines, no dejo de sentir que a pesar de todo ello, vale la pena nuestra labor diaria de llevar información a la gente, a pesar de a veces no tener ni para la gasolina, a pesar de los calores o frios, la lluvia o en algunos casos, las amenazas de aquellos que nos ven como enemigos cuando descubrimos su fechorías.

            Reflexiono hoy en que el poder es tan duradero como la vida misma vida, te mueres y adiós poder, ¿y que dejamos?, si fuimos honestos, decentes, trabajadores, tal vez el recuerdo grato de nuestro paso por esta vida.

            ¿de qué le sirvió tener tanto poder al grupo del sexenio pasado cuando hoy están en la cárcel, injuriados, sin amigos, vilipendiados por muchos de los que una vez tuvieron y gozaron de privilegios otorgados por ellos y hoy les dan la espalda?.

            Reflexiono sobre mis 52 años de cometer errores, aciertos, amores y desamores, bendiciones y maldiciones, pero que todo ello me ha servido para ser lo que soy, así churido como dicen por estos lados, haciendo cosas, volviendo a creer en la gente todos los días, esperando ese cambio que estoy seguro llegará a todos los Mexicanos, deseando de corazón que la vida me permita seguir gozando de mi madre, mis hermanas, mi gordita, mis hijas y tantas cosas que Dios me da cada día… Pero sobre todo, poder seguir teniendo el gusto de escribir y que alguien me lea, seguir escuchando más y hablando menos, poder tener el privilegio de transmitir todo lo que he aprendido a los chavos que salen de la escuela y que desean aprender y hacer cosas que cambien el actual estado en que estamos.

            Nos leemos más adelante …