Vistas a la página totales

lunes, 5 de diciembre de 2011

¡Querido Santa!

La Paz Baja California Sur a 05 de Diciembre de 2011


Por: Salvador Castro Iglesias
Correo electrónico: salcasis@yahoo.com.mx

Querido Santa, este 24 de Diciembre (para amanecer el 25) mucho me gustaría pudieras traerme de regalo lo siguiente:

- Un 2012 lleno de bendiciones para el que esto escribe, su familia, amigos, colaboradores, también para aquellos que no son sus amigos, y en fin Santa; bendiciones para todos los seres vivos de este aporreado planeta.
- Mi motocicleta reparada ya que por falta de recursos no ha podido salir del taller desde hace ya un año y ello me llena de tristeza por no poder recorrer con ella mi ciudad, sintiendo que la vida es bella.
- La fortaleza para seguir adelante durante todo el 2012, sin permitir que las desgracias diarias me impidan ver la vida con amor.
- Paciencia a raudales cuando escuche los descalabros de nuestros noveles Diputados que no atinan a dar una, cada vez que se reúnen en sus sesiones del Congreso del Estado.
- Poder presenciar como los recursos públicos son efectivamente aplicados a mejorar las condiciones de vida de los Sudcalifornianos.
- Que los Políticos de una vez por todas se enteren que sus encumbrados puestos se deben a la confianza que la gente depositó en ellos y trabajen con ahínco, honestidad, amabilidad y prontitud en sus encomiendas.
- Sería genial querido Santa, pudieras traerme esta navidad y todo el año (de ser posible), muchos clientes para que mi empresa pueda crecer, mejorar las condiciones de vida de mis colaboradores y de mi familia, para así también incrementar la contratación de más jóvenes que salen de sus carreras y se encuentran con que no hay trabajo.

Querido Santa, yo sé en verdad que en estas fechas te llenas de pedidos absurdos como
autos del año (y motocicletas reparadas), juguetes, casas, dinero, joyas y demás; pero de corazón te pido que te acuerdes de todos esos seres desamparados a los que ni por error les llegan esos apoyos para mejorar su forma de vida, y que cada día al levantarse se preguntan ¿Cómo le haré hoy para traer de comer a mis hijos?.

Ay Santa como quisiera te des una vuelta por Sonora, Ciudad Juárez, Sinaloa, en donde la gente se muere todos los días por una guerra intestina por el control de las drogas y esa gente ni siquiera tuvo tiempo de enviarte una carta, y se muere sin saber cómo saldrán adelante sus familias.

Yo sé querido Santa que esta carta pudiera parecerte chocante o deprimente pero ¿Qué quieres que haga?, así veo las cosas en estos días, con tanto muerto, políticos corruptos, deshonestidad de unos contra otros, familias que ya bajaron de la clase baja a la más baja como tobogán y pareciera que a nadie le importa (espero a ti si ¿eh?).

No Santa, esta carta solo pretende hacerte un llamado de atención para que entiendas que los trompos de plástico, los carritos de palitos de paletas, las muñecas chinas de mala calidad y esos juguetes pinchurrientos que les traes a los niños pobres, no remedian en nada su situación de vida, ellos necesitan comer, vestir, ir a la escuela, amor de sus padres y prójimo (no más violencia contra ellos por Dios), apoyo de sus gobernantes para ser mejores personas y poder aspirar a salir de ese agujero negro que se llama pobreza.

¿Te has puesto a pensar querido Santa lo que debe sentir un Padre o una Madre que no atina a contestarle a su hijo porque no visitarás su casa en estos días?, ¿Por qué cenaran frijoles mientras en las casas de los Políticos y funcionarios habrá pavo, vinos, dulces, regalos y en la de ellos no?.

Caray Santa en verdad hubiera querido enviarte una carta como aquellas que te escribía de pequeño pidiéndote muchas cosas mundanas, pero vez me volví adulto y no puedo dejar de ver tanta cochina miseria y desigualdades; Así que solo me resta enviarte un saludo esperando que esta misiva llegue a tus manos, la puedas leer con tanto trabajo que debes tener y puedas cumplir algunas de mis peticiones.

Sin más me reitero de ti atentamente