Vistas a la página totales

sábado, 9 de mayo de 2020

Anécdota para Reflexionar


Escrito por: Uriel E. Santana Soltero

Un joven entró con paso firme a la joyería y pidió que  le mostraran el mejor anillo de compromiso que tuvieran.
El joyero le presentó uno muy bonito. El hermoso diamante, un solitario, brillaba como diminuto sol resplandeciente.
El joven contempló el anillo y con una sonrisa lo aprobó. Preguntó luego el precio y se dispuso a pagarlo.
-       ¿Se va usted a casar pronto? -le preguntó el joyero.
-       No respondió el joven –ni siquiera tengo novia.
La muda sorpresa del joyero divirtió al comprador.



-       Es para mi mamá –dijo el joven– cuando yo iba a nacer, estuvo sola; alguien le aconsejó que me abortara, antes de que naciera; así se evitaría problemas, muchos problemas. Pero ella se negó, y Dios y ella, me dieron el don de la vida.
Fue padre y madre para mí, fue amiga, hermana y fue maestra. Me hizo ser lo que soy. Ahora que puedo, le compro este anillo de compromiso. Ella nunca tuvo uno. Yo se lo doy como una promesa de que si ella hizo todo por mí, ahora yo haré todo por ella… Quizá después entregue otro anillo de compromiso. Pero será el segundo.
El joyero no dijo nada. Solamente ordenó que se le hiciera al joven, el descuento aquel que se hacía, nada más a los clientes distinguidos.



Manuel Bernal, Profesor, locutor, cantante y declamador, nació el 3 de diciembre de 1901. A los 7 años quedó huérfano y estuvo bajo la tutela de diversos familiares; desde niño tuvo inclinación por la literatura y la lengua española, particularmente por la poesía. De su magnífica autoría, Carta a mi madre

Madrecita linda:

Todos mis cariños se dispersan,
y todos mis rosales se deshojan,
y todas las fragancias se me alejan.

Sólo me quedas tú, piadosa y blanca,
como nombre de amor entre mis quejas,
como hilo de agua en el desierto,
como rosa de luz entre la selva...

Eres igual a un árbol, cuya fronda
llena de nidos, nos protege y canta.

Madrecita linda:
Tus lágrimas se han vuelto gemas;
deja que las engarce yo
en el hilo de oro de un poema,
y hacer así un collar para tu amor.

El delantal atado a tus caderas,
tus manos espumosas de jabón,
jabonando mi pecho, de manera
que lavabas el propio corazón.



Corazón de muchacho pendenciero
que odiaba a cura y sacristán, y quiso
hacer de ellos aves de mal agüero,
sin maternal permiso,
ganado seis azotes en el cuero.

-       ¡Madrecita linda!...
-       ¡Si te quiero mucho!...
-       ¡No me pegues más!...

-       ¡Muchachito lindo!...
-       ¡Yo también te quiero!...
-       ¡Déjame pegar!...

Y el diálogo a voces:
una de amenaza, otra de rogar,
terminaba siempre con beso y promesa
de eterna humildad.

¡Aroma de maíz recién molido!...
el humo de las viandas... ¡Mesa puesta!...
Mi madre tiene corazón de nido
y en él dormí, para soñar, la siesta.

Los pájaros, el agua, la lejía,
la ropa a componer, todo tenía
en su rutina gris, una alegría...

Con el oro del sol que se ponía,
troquelamos monedas deslumbrantes,
y en platino de luna que caía
montamos los diamantes
de tus mejores besos, madre mía,
dulce como la miel de los panales
y buena como el pan de cada día.

Tus manos eran hadas, nos vestían.
Tu plegaria era luz: nos alumbraba.
Y música tus besos: nos dormían,
al calor del amor con que besaban.

Ojiverde, ceñudo... Flaco... Gallo
de "troya", "trompis", "pútzes" y béisbol,
que puso "media luna" al "papagayo",
soñando herir al sol,

y correteaba al tren ciego de humo,
furia en los ojos y guijarro en mano,
para volver, sangrante y taciturno,
por la fuga del tren y del guijarro.


¡Faroles de Izamal que me sirvieron
para afinar el tino de mi piedra!...
¡Cristales que prendieron
sus pupilas opacas en la hiedra!...

1 más 2... 3 burros... X... Z...
La cruz del alfabeto que es aún
como agobio mortal... Y la palmeta...
Y el espanto... ¡Fuera de clase, tú!...

Me hiciste un traje igual al del muchacho rico
que un día, en clase, se alejó del banco
y me llamó "borrico"
porque iba remendado mi trajecito blanco...



¡Y esa otra vez!... ¡Al recordarla vibro!...
¡Como te pusiste a llorar
porque en casa no había para comprarme un libro
y porque no tenía yo ganas de estudiar!...

En el viejo cansancio pueblerino
balbucí mis primeras tonterías;
en versos que enseñabas al vecino,
leías, me mirabas y reías...

Reías con no sé qué de venturoso,
de plácido, de dulce, de amoroso,
mostrándome los dientes apretados
y blancos, blancos, blancos...



Con tu sonrisa limpia me alentabas,
madre siempre tan buena,
crucificada en tu sagrado nombre,
¡Crucificada en la ilusión suprema
de ver un beso transformado en hombre!...

Mi juventud
Probó mi labio el filo de la copa
y mi rumbosa juventud sensual
bebió sangre de amor en otra boca,
ciega de cielo, y loca, y pasional.

Amé el instinto de hacer el mal... La tropa
de juventud me hizo su general
porque no conocía la derrota
en el águila o sol, de lo fatal.

Verlaine... Ovidio... Byron... Baudelaire...
Humo de ensueño... Formas de mujer...
¡Y de cada pecado hice una flor!...
Beber... Besar... Caer... De boca en boca,
De dolor en dolor, de roca en roca...
¡Pero pude salvar tu dulce amor!...

Ausencia

En la ausencia aprendí que tu nombre
es el sol que deslumbra y asombra
los azules caminos del mar!...

Y aprendí que tu nombre es el ritmo
de todo cantar!...

Y aprendí que tu nombre es la clave
de la humanidad!...

Sendero y mar... Virtud y amor...
Aroma y luz... Estrella y flor...
¡Madrecita del alma, tú eres Dios!...

1927
Tu frente blanca y noble –mi nido de consejos–
y tu seno –mi punto de partida–
lívidos quedaron en la hora
en que estando ante ti, no me veías,
en que estabas ahí, y ya no estabas.

Arrodillado junto a ti, sediento
de la última palabra,
creyó mi pensamiento
mirar que tu alma blanca se elevaba:
¡Tus alas blancas al azul!...

Yo, que creía en el cielo
porque el cielo eras tú,
sentí que el cielo se cambiaba
de la tierra al azul...

¡Sentí que todo se quedaba muerto
porque todo eras tú!
¡sentí que todo se quedaba obscuro
porque tú eras la luz!...

Y yo, que soy un beso de tu labio
besé tu frente por decir adiós,
cual si hubiera querido defenderte
de todo lo inhumano: de la muerte
del destino, de Dios...
de todo lo que tuvo la fiereza
de tronchar este amor.

La Cruz, árbol que lleva veinte siglos
de abrir los brazos y esperar en vano
que resucite el símbolo,
parece florecer sobre el sepulcro
cuando arrodillo mi dolor y pienso
que el concepto de Dios murió contigo.

Postdata

Si yo pudiera, madre, volvería
a mi polvoso pueblo solitario,
donde el arco voltaico es un milagro
que no revela el siglo todavía...



¡Volvería a mis cerros!... Volvería
al bravo henequenal que alza su espina
cual si esperara un día
clavarla ¡al fin! , en el azul del cielo...
para buscar, junto al brocal del pozo,
tus brazos espumosos de jabón,
y suavemente
darte mi corazón
para que lo lavaras nuevamente.

Amigos; gracias mil por su paciencia de escuchas… quedémonos en casa. Celebremos a las madres, si están presentes; o hagámoslo a la distancia. ¡Sin visitas! Por su bendita seguridad y la propia… para, pronto volvernos a abrazar; felices de haber superado el reto. Y volver a coincidir, todos; de nuevo, para bien Reflexionar…


viernes, 8 de mayo de 2020

LAS PERAS DEL COLMO

Escrito por: Manuel Cadena

-Que el grupo morenista se haga del control presupuestal en el Congreso del Estado, será lo mismo que poner una zorra a cuidar un gallinero.
La misma desfachatez con que el grupo de diputados morenistas actuó al prácticamente secuestrar el Congreso del Estado, sitiándolo con policías municipales no bien se posesionaron de sus instalaciones, en abierta contradicción con la actitud de plañideras que habían venido adoptando debido a la presencia de policías estatales resguardando algunas oficinas del inmueble ante el riesgo de ser vandalizadas como producto de su virulenta beligerancia, es la misma que veremos en escena si en mala hora toman el control del manejo presupuestal de la institución -como voluntaristamente afirman que están a punto de lograrlo, y lo que sólo sería posible por esos malabares legales que se suelen dar en nuestro sistema político.
Y es que, lo han señalado, hay opacidad, no hay la transparencia debida en el uso de esos recursos pues no están siendo manejados por los indicados para hacerlo. Así nomás. Con ellos será diferente.
Pero espérense a que lleguen -ojalá y no- al añorado objetivo por el que tan denodadamente se han desvivido estos señores. La discrecionalidad en el uso presupuestal federal pretendida por el Guía Luminoso que les alumbra el camino y que apenas hace un par de días le fue denegada, se quedaría corta con la que ejercerían a sus anchas estos impolutos servidores públicos libres de todo pecado con los fondos financieros del Poder Legislativo sudcaliforniano. No lo duden.
Sería como poner una zorra a cuidar un gallinero.

Rosas negras * Fantasma en tiempos extra

Escrito por: Jesús Chávez Jiménez 


¿ Porqué Ocho? Resolví bien, todo el examen, maestro. Lo dije con huevos. Pero para el perro los coyotes, el maestro Alberto Ruvalcaba Beltran, me contestó con el mismo énfasis. Para empezar chamaco cagengue en esta escuela no se le grita al maestro. Me asusto la reacción del catedrático de redacción y estilo. Después explica. El diez que me pides es de Dios. El nueve, es para mi. Y el ocho, es para alumnos soberbios como tú. Para esos escuincles mal paridos que creen saberlo todo. Y ahora quítate de mi vista.Me hirió el amor propio. Pero aguante vara. Decía mi abuelo que “ Jueguito que tiene desquite, ni quien se fije.
Así conocí al maestro Ruvalcaba. Después del incidente pase a Rectoría a pedir su currículum vitae. Me lo dieron de inmediata. Lo leí con atención: Director- propietario del diario El Sureño. Corresponsal en jefe de la Agencia Informex. Presidente del Consejo de la Televisora Caracol del Bermejo. Y fundador de la Universidad Transpeninsular. ! Tómala! Me dije. No sabía con quién me confronté hoy.
En lo académico también me quede estupefacto. Egresado en lenguas hispánicas, por la Universidad La Sorbona de Paris. Doctor por la Universidad Continental de Suiza. Y unos cincuenta grados académicos. Había diplomados de todos los temas. Una chucha cuerera, ni más, ni menos.
Esta historia que escribo, arranca en los ochenta en mi ciudad La Paz. La cenicienta y modosita. Un remansó choyero. La perla sobreviviente de epopeyas de buzos, piratas y marinos extraviados en una tierra de fantasía.
Me llamo Lucas Gilabert, hijo único de Lucas Gilabert Paularena, español de origen. Pero con alma Hondureña.
Casado con Stefanía Rodriguez también española. Trono el matrimonio y mi padre de la Ciudad de México me trajo a La Paz, donde hice todos mis estudios incluyendo la Universidad.
En esta Universidad donde afianzó vocaciones. Deseo ser periodista. Y creo que lo lograré. Lamento enfrentamientos como el del maestro Alberto, pero así es mi carácter soy chilango natural.
El curso siguió. Y el día esperado llegó. Mi venganza, era un plato frío que fui comiendo con calma. El doctor Alberto, el Dios, el sabio. El infalible, escribió mal una palabra: Otorrinolaringólogo. No lo acentuó. E increpé: querido maestro creo que le falta algo a esa palabra. No tarde en decirlo, que en reaccionar. Querido alumno, quiero aclararle que aquí, yo puedo escribir como se me hinchen, los huevos.
El resto de los alumnos se me echan encima. Burlas. Uno de ellos me pega con una libreta. Aguantó. Y grito. Y aclaró: no son sus huevos los que se hinchan, sino los de los integrantes de la Real Academia de la lengua que en su sesión del 14 de agosto de 1843 decidieron ese acento que no puso usted.El doctor quedó frío. Y levanta la mano. Y marca el tilde.
Ya no prosiguió la clase. Tomo su portafolio. Y se fue.
Ya no hubo más choques. Ni más discusiones. Todo en Santa paz
Una tarde al salir de clases vi una escena desagradable. Y cobarde. Urbano Ortigas, uno de los conserje de la Universidad traía como perilla de box al maestro Beto. Golpes en la cabeza. En el estómago. Una lucha desigual Urbano era un mastodonte. Y el maestro alto también uno noventa, flacucho. Malo para golpear.
Entro al quite. Y aplacó la agresión. Con la boca sangrando el doctor Beto se acerca a mi. Y expresa: te debo una mozalbete. No había duda de que era non grato a mi maestro.
Mi padre perdió el trabajo. Era el instalador de plantas sardineras en la Península. Y empezaron las necesidades económicas. Ya no podía pagarme la colegiatura. Era cara.
Y la decisión cruel: salirme de estudiar.
No había otro camino. Y había que apechugar el trago amargo. Y al mal paso darle prisa. Con la cabeza baja llegue a despedirme del maestro Beto, su odio por mi, le causaría júbilo. Me anuncié con Perla su secretaria. Me recibió de inmediato¿ que mosca te pico? Ninguna maestro. Vengo a despedirme y darme de baja. Ya no puedo pagar la colegiatura. ¿ Ese gachupin, corrió a tu padre? Me cae como balde fría el comentario. ¿ Como lo sabe? No ofendas mi inteligencia. Tu me investigaste. ¿ Te dije algo? - No, le respondo. Aprecie al maestro, relajado. Con otra mirada. Más agradable. Y suelta la primera sorpresa: quédate. Te doy una beca al cien por ciento. Y la segunda que nunca espere. “ Tengo una plaza en el periódico. Te doy buen sueldo, prestaciones. Y puedes acudir a clases cuando salgas. No pensé. Acepto.
De ahí hacia adelante. Más de cinco años juntos. El maestro era pluma pesada. Su columna- la primera del Diario “ Puntos de visión” Era la más leída. Masacraba a políticos y empresarios. Sus letras eran leyes.
Cuando me lo encontraba ocasionalmente, le felicitaba por su Columna. Hacia un ritual que me agradaba. Extendía su mano. Me saludaba. Se quitaba sus grandes lentes negros. Y expresaba “ Tengo la mano pesada verdad?
Esa mano pesada para escribir le trajo represalias. Un gobernador le persiguió y perdió la Universidad. Y la televisora. Su riqueza vino abajo. Pero nunca claudicó.
En los noventa peleó con fiereza contra un Secretario del despacho de gobierno. Esa mano pesada lo llevo a denunciar al servidor público que pretendía robarse terrenos del malecón. No pudo. La prensa ganó.
Los finales de esta historia llegaron con su asesinato. La mañana del 19 de noviembre apareció tasajeado de manera vil y cobarde. Llore a más no poder. Le dimos cristiana sepultura en el panteón de los Sanjuanes. Su última voluntad era ser enterrado cerca de Fernando Jordan, su amigo en las juventudes. Y que se le cantara La Paz, puerto de ilusión. Se le cumplió.
Las investigaciones involucran al conserje Urbano Ortigas. La causa: el maestro era amante de su esposa. Era Perla. Otras voces acusaban directo al gobernador. No se supo quién fue.
Pasó el tiempo. A los tres años de su muerte, yo estaba en las cruces de Mexico y Bravo. Esperando un taxi.De pronto lo vi. Esa figura inolvidable. Ahí estaba. Su suéter inglés. Y sus grandes lentes negros. Me ve con cariño. Me emociona. Y rápido, rápido me dice. Págame el favor: lleva este paquete a esta dirección mañana a las nueve Antes de alejarse Expresó.
Claro, tengo la mano pesada.
Llegó al otro día con mi encargo a las nueve de la mañana. Abro el paquete y me sorprende. Son dos rosas negras. Están entrelazadas con un listón blanco y la leyenda: asesino. Te perdono.
Ese lugar era la Funeraria del Carmen. Era el responso del gobernador.
¿ Lo soñé? Fue real. No se.

El IEE y sus comunicados


La Paz Baja California Sur a 08 de mayo de 2020


Por: Salvador Castro Iglesias

Y que se aparece la Presidenta del IEE en BCS Rebeca Barrera Amador emitiendo un documento condenatorio por actos anticipados de campaña de algunos Diputados y servidores Públicos, en donde como si fuera Maestra de Primaria les jala las orejas pidiéndoles entrar al orden establecido y dejarse de andar regalando tomates, cebollas, pepinos, despensas y demás con sus respectivas fotos para todos los asiduos lectores de los diferentes medios de comunicación, puedan ver cuan generosos, altruistas y bien amados son.

Poco se ve o se sabe de Rebeca Barrera Amador, desaparecida por lapsos de tiempo ahora sale a la luz pública haciendo extrañamientos y regañando a los Diputados pero eso de poner alguna demanda por actos anticipados de campaña nada de nada.

El documento en cuestión (que fue difundido a mansalva por medio de las redes sociales), dice en pocas palabras lo siguiente “ ante la eventualidad de que se actualice alguna conducta contraria a la normas antes señaladas, este órgano autónomo hace respetuosamente un atento llamado para que en todo tiempo, las y los servidores públicos y autoridades de los tres niveles de gobierno, órganos autónomos, así como a las y los integrantes de los partidos políticos y ciudadanía en general cumplan con lo dispuesto en las normas aplicables en materia electoral, así como con la obligación de aplicar con imparcialidad los recursos públicos que están bajo su responsabilidad, sin influir en la equidad de la competencia entre partidos políticos.”
“De igual manera, para que los partidos políticos, la ciudadanía y los demás sujetos señalados en el artículo 251 de la Ley Electoral de este Estado, se abstengan de realizar cualquier acto que implique una posible violación a las normas y principios rectores de la función electoral, utilizando como justificación la emergencia sanitaria en la que nos encontramos. Por todo lo antes expuesto, el Instituto Estatal Electoral de Baja california Sur, por medio de la Dirección de Quejas y Denuncias y de Procedimiento Contencioso Electoral, permanecerá vigilante del cumplimiento de las disposiciones antes señaladas.”

¿Cómo la ven amigos?, nuestra flamante representante del IEE regañando a quienes pasándose por el arco del triunfo las Leyes, procedimientos y demás, ahí andan por estas calles de Dios en plena contingencia (o aprovechándose de ella) para llevar suministros a quienes no tienen manera de llevar alimento a sus hogares.

¿Qué si la despensa solo lleva chiles?, eso no importa al Diputado Esteban Beltrán, lo importante es tomarse la foto, que la el pueblo bueno y sabio sepa que él, magnánimamente destinó parte de su raquítico sueldo una parte para llevar asistencia a quien más lo necesita.

Y porqué no, también el Diputado Rigoberto Murillo le dio vuelo a su corazoncito y ahí anda reparte y reparte despensas acompañadas de sus respectivas fotos porque él también es un excelente ser humano.

Si estos fueran otros tiempos veríamos eso como algo ya normal en los políticos, repartir despensas siempre da buenos resultados, aunque como Diputados dejen muchísimo que desear, pero aprovecharse de la pandemia máxime que ni siquiera son tiempos electorales me parece deplorable.

El problema no está dado en el oficio girado por la Presidenta del IEE, está en la el fondo y no la forma. Si en verdad se están violando los preceptos contemplados en la Ley del IEE, lo que debiera hacer la tal Presidenta es poner demandas en contra de tales personajes, sentar precedente y aplicar la Ley tal cual, no andar enviando cartitas que al parecer les hizo lo que el viento a Juárez.

Bien decía mi Madre Graciela, que la mano izquierda nunca sepa lo que hace la derecha, frase contundente que aplica en este y otros casos, que eso de andar promoviendo su imagen con fines evidentemente proselitistas no ayuda en nada a conservar esa democracia que tanto ha costado a los Mexicanos.

Y para cerrar este comentario solo puedo decir “no hagan cosas buenas que parezcan malas”.

Nos leemos más adelante …



jueves, 7 de mayo de 2020

El comentario de Manuel Couto Arenas

A propósito del coronaviurs, aprendiendo a reflexionar con el poeta Uriel E. Santana Soltero

La sociedad y el coronavirus con el Periodista Eliseo Zuloaga Canchola

De coronavirus y otros males


La paz Baja California Sur a 27 de febrero de 2020


Por: Salvador Castro Iglesias

Correo electrónico: salcasis@yahoo.com.mx


Ay mamá ahí viene el coronavirus, si, ese que anuncian con bombo y platillo en las redes sociales, el que te pone en toda tu maraca haciendo que una gripa de esas Paceñas que pegan por acá pareciera cosa de nada.

Que si los chinos ya están contagiados, que si fueron los gringos o su propio gobierno los que lo crearon para darle un bajón a tanta condenada gente china que vive por allá en China.

Yo no se en verdad si esté tan canijo eso del coronavirus, pero en este país con tanta condenada desgracia que nos cargamos con este nuevo Gobierno no ocupamos de esas gripas modernas ni nada de eso, con las puras carencias que ya tenemos en los hospitales del ISSSTE y del IMSS tenemos para buen rato.

Dios nos agarre confesados si por algún motivo ajeno a nuestras penas nos atropella un camión, pesera, auto o algún perro desorientado, iremos a parar al hospital buscando curación.

Dicen aquellos que si saben y que fueron a parar al hospital que nada, no hay nada de nada de nada, ni curitas, ni vendas, ni camas disponibles; es más, ni doctores suficientes para atender las dolencias de este pobre pueblo Mexicano, imaginen ustedes si tendrán pastillas de esas para andar curando el coronavirus, jaja, puros remedios caseros nos van a dar.

También es cierto que ahora si todos los paceños rogamos porque ya se vengan los calores del verano, con eso de que el coronavirus no aguanta el calor, a lo mejor ni se atreve a venir a pasar vacaciones a estas tierras áridas y pelonas de La Paz, o Los Cabos o a cualquier destino Sudcaliforniano.

La mera verdad yo no sé que pasará, si vendrá o no el tal coronavirus, pero en vías de mientras estoy guardando muchas aspirinas, cajas de kleenex, y tapabocas para no andar repartiendo virus ni nada de eso, en lo que vemos que pasa.

Caray amigos, ojalá y eso fuera todo, pero la mera verdad que me da mas miedo el Peje virus, eso si da muuuucho miedo, cada día solo espero ver que ocurrencia nueva sacará en la mañanera para persignarme e ir de una buena vez a la iglesia.

Que si faltan medicamentos, es cosa de Calderón, Fox o el tal Peña Nieto, que si no hay abasto de medicamentos, también es culpa de ellos, que si ahora ya no ganarás mucho dinero porque la tal Lolita te dará baje y chance hasta el tambo te mande, que si el aeropuerto no va o será en otro lugar, etc.

Puras malas noticias caray, no cabe duda que mi amá tenía razón, “espera, me decía, todavía no has visto nada mijo”, y ¿Qué creen?, tenía razón como siempre. Ella ya no está con nosotros, se le ocurrió andar allá con el tal Dios muy contenta brinque y brinque entre puras nubes y uno aquí penando por el coronavirus, la crisis y esas cosas mundanas.

La verdad ya ni se que es peor, si mis muy escasas mecenas(no tengo quincenas), el montón de deudas que son algo así como muchas, la condenada diabetes me cargo, mis pulmoncitos llenos de humo o la crisis que pega, pega en verdad amigos.

Así que si llega el coronavirus tendrá que hacer cola o tomar ticket para hacer turno, al menos en mi caso y solo espero que se achicharre de lo lindo hasta que se le derrita su corona, o se regrese allá con los Chinos que al cabo son algo así como mil montones de montones y se lo coman hasta que desaparezca.

También me cuentan que existe otra versión, algo así como de película, “ el Gobierno Chino o los Gringos de USA, inventaron el coronavirus para disminuir la población de este atiborrado mundo, porque la verdad entre Chinos, Rusos, Árabes, Latinos, negritos y demás, cualquier día de estos nos vamos a caer del planeta, somo muchos en verdad.

Ojalá y esa teoría no sea cierta, así como la de que eso les pasa a los asiáticos por andar comiendo vampiros, murciélagos, gatos, perros y todo tipo de fauna animal, yo mas bien creo que es algo así como una gripa con muy mala onda que mutó para hacernos sufrir a los humanos por tanto destrozo que traemos en nuestro planeta tierra.

Bueno, en lo que llega o no el coronavirus seguiré escribiendo mis pensares y sin dejar de recordarles que si salen a dar la vuelta, lleven sus tapabocas, sweaters, chamarras y demás porque eso de que ya se fue el inverno ni yo me lo creo.

Nos leemos más adelante …

Tips de Finanzas y de Negocios con Carlos A. Bermúdez Almada

viernes, 3 de abril de 2020

Como anillo al dedo


La Paz Baja California Sur a 03 de abril de 2020

Como anillo al dedo
Por: Salvador Castro Iglesias
Correo electrónico: salcasis@yahoo.com.mx

Este año llegaré a mis primeros 60 años de vida y en verdad les comento que jamás pensé escuchar de un Mandatario Nacional como es el caso de nuestro flamante presidente de la República Mexica, decir que esta contingencia o pandemia llama coronavirus le viene como “anillo al dedo”.

Decir como anillo al dedo significa en términos coloquiales que para el todo lo que nos está pasando es algo que lo beneficia, que sin importarle un reverendo pepino le vale gorro la pandemia, el bienestar de los ciudadanos, el empleo desplomado por esta contingencia, las fuentes de trabajo e ingresos por los suelos amén de todas las desgracias que se avecinan, para el esta es la mejor oportunidad de terminar con una supuesta corrupción en todos los ámbitos de la vida social, económica, política y demás de México.

Independientemente de que la salud mental del presidente esté en tela de juicio, es obvio que la toma de decisiones a favor de aquellos que votaron y los que no lo hicieron por el es cosa de nada, para este sujeto lo más importante seguirá siendo la construcción de SU aeropuerto, la construcción de SU tren maya y el llevar a cabo la encomienda otorgada por su Dios para erradicar con la corrupción; si los mexicanos estamos en paro o no, es cosa que a él le viene sin cuidado.

Si el Secretario de Hacienda le dice que no, el dice que si, si el Secretario de Salud le advierte que estamos en medio de una pandemia, contesta que no hay problema, sus dijes, amuletos y demás creencias lo vuelven inmune a todo ello, pareciera que el señor López Obrador vive en un mundo irreal en el que no pasa nada aunque pase.

Veo con tristeza como poco a poco se va paralizando el país, nos vamos recluyendo con el miedo encima esperando y rogando a Dios nos ser los próximos muertos en las estadísticas mientras el presidente se pasea alegremente en giras sin sentido, saludando a la mamá de un hampón como si fueran grandes amigos y no pasa nada.
¿Acaso será que el destino glorioso de los mexicanos quedó en el olvido?, ¿Qué aquello de la raza de bronce cocida al sol se convirtió en barro?, ¿Qué solo nos merecemos esperar la muerte, la desolación, el abandono y la miseria?.

En verdad les digo que jamás pensé llegar a ver todo este caos en el que México ha caído, en lo local tenemos a Diputados mas enfrascados en enriquecerse con los dineros del pueblo, haciendo y deshaciendo a su antojo el antes Honorable Congreso del Estado sin importarles el destino de su gente, sin dar la cara, sin mostrarse solidario ante la contingencia.

Mal asunto este amigos, mal asunto, mientras el Gobernador Carlos Mendoza llama a todos a unirnos en la desgracias, nos dice una y otra vez “No salgan de casa”, mucha gente se pasea de lo lindo como si la cosa no fuera grave, sin entender que esta pandemia va en serio y que una vez contraída, la muerte es el destino que los alcanzará.

Ayer jueves 02 de abril, tanto el Gobernador como el Alcalde de La Paz tuvieron que tomar la decisión de cerrar definitivamente nuestro bello malecón costero al saber que jóvenes y adultos deambulaban tranquilamente por el sin importarles la contingencia en un acto de me vale madres lo que pasa.

Como anillo al dedo si señor, así le viene esta situación al presidente López Obrador para llevar a cabos sus oscuras intenciones (nadie sabae en realidad cuales son), dejando en la indefensión a su gente, sin equipos suficientes para enfrentar la contingencia, a los Gobernadores aislados en sus Estados viendo como este problema va creciendo y debiendo tomar decisiones que no siempre son bien vistas por algunos sectores y personas pero que son necesarias (como el caso del malecón) para evitar los contagios y que se incrementen los enfermos y muertos por el coronavirus.

¿en que no es hemos convertidos los Mexicanos?, en un pueblo agachón que acepta todo lo que se les mande, sin poder para cambiar las cosas, con un presidente obtuso, cerrado de razón y con un gabinete oscuro que solo atina a decir SI señor a lo que el designe y crea conveniente aunque sea muy inconveniente.

Desatinada y triste conclusión, que lo que nos está pasando le venga “como anillo al dedo” al presidente, triste y catastrófica frase que solo nos dice la realidad de las cosas, al Sr. López le valen madres las necesidades de su gente, de sus empresarios, del país.
Nos leemos más adelante …

domingo, 11 de noviembre de 2018

Un minuto

Escrito por: Profra. Irma Beltrán Sáinz
Un minuto sirve para sonreír:
sonreír para el otro, para ti y para la vida.
Un minuto sirve para ver el camino, admirar una flor,
Sentir el perfume de la flor, sentir el césped mojado,
percibir la transparencia del agua.
Se requiere apenas de un minuto para evaluar
la inmensidad del infinito, aunque sin poder entenderlo.
Un minuto apenas para escuchar el canto de los pájaros.
Un minuto sirve para oír el silencio, o comenzar una canción.
Es en un minuto en que uno dice el "sí" o el "no" que cambiará toda su vida.
Un minuto para un apretón de mano y conquistar un nuevo amigo.
Un minuto para sentir la responsabilidad pesar en los hombros, la tristeza de la derrota, la amargura de la incertidumbre, el hielo de la soledad, la ansiedad de la espera, la marca de la decepción, la alegría de la victoria...
En un minuto se puede amar, buscar, compartir, perdonar, esperar, creer, vencer y ser...
En un simple minuto se puede salvar una vida.
Tan sólo un minuto para incentivar a alguien o desanimarlo.
Un minuto para comenzar la reconstrucción de un hogar o de una vida.
Basta un minuto de atención para hacer feliz a un hijo... un padre, un amigo, un alumno, un profesor, un semejante...
De todos los minutos bien vividos...
Un minuto... Cuántas veces los dejamos pasar sin darnos cuenta... pero también cuántas veces traemos a nuestras vidas los recuerdos de los minutos vividos llenos de felicidad, de alegría y también de tristezas...
Decimos "un minuto" y nos parece nada...
Pero cómo se aprecia ese minuto al levantar la mano y saludar a un amigo que se va para siempre, como se valora ese minuto que hace que lleguemos tarde a nuestros trabajos, como se espera ese minuto que nos lleva a reunirnos con los que amamos, como nos llena de emoción ese minuto en que nos entregan a nuestro hijo al nacer, y cómo también deseamos que la vida le otorgue más minutos a quien la muerte separará físicamente de nosotros y no veremos más.
Un minuto...parece increíble...parece tan poquito y sin embargo puede dejar una huella tan profunda en nuestra vida.
Lo importante es no vivir la vida porque sí, dejando pasar el tiempo.
Alguien alguna vez dijo:
"Vive cada minuto como si fuera el último"...
Si todos recordáramos esa frase a diario aprenderíamos a vivir la vida intensamente.
Aprenderíamos a no posponer las emociones más lindas de la vida pensando que "si no es hoy será mañana"...
Tu tiempo es ahora... el futuro es incierto...
Vive cada minuto intensamente.
La vida es Hoy...
Que el reloj de tu vida marque cada minuto al compás de los latidos de tu corazón.

martes, 30 de octubre de 2018

Mi razón eres tu

Por: Irma Beltrán Sáinz
Un día diferente y al mismo tiempo tan igual... Tan conocido y lleno de amor para dar.
Tal parece que el tiempo se detuvo y guardó el amor y hoy lo ha dejado salir... Así tan silencioso como el cruce de una mirada que tienen tanto de ti, tanto de mi.
El color de esos ojos aunque muy parecidos unos de otros, al cruzarse con los míos me producen un sentimiento tan conocido y no sé describir cual de ellos es más intenso porque mi corazón no puede sucumbir al hechizo de ese mirar tierno.
Sólo quien ama lo que observa, puede hacer que mágicamente se entrelacen : Un beso recibido , el abrazo amoroso que cuelga de mi cuello y el brillo incesante de unos ojos pispiretos que hacen que mi alma se enamore y que mi corazón galope fuertemente.
Como no amar estos bellos momentos, si al abrazarme así como lo haces, la espera en el tiempo hace que haya valido la pena mi ausencia.
Y si para vivir ésta experiencia , debo con humildad bajar la vista, lo haré, porque amarte así, es amar a Dios aquí en la tierra.
Son tan cortos tus brazos, y tan pequeños tus ojos... Son tan tiernos tus besos y tan grande tu amor, que con poco de todo haces mi dicha plena que quisiera por siempre esconderte en un cofre y dejarlo guardado junto a mi corazón.
Mis pequeños gigantes... Hoy mis locos bajitos. Los que me llaman Nana, abuela o mamá y que aún en mi ausencia, me aman a distancia y me reciben gustosos haciéndome sentir que nuestro compás de espera ha sido el mejor y hará de nuestro encuentro , un encuentro de amor .
hay amores que son para toda la vida... Y ustedes mis nietos, son el mejor regalo que me han dado mis hijos y que no habrá distancia, tiempo ni circunstancia que lo vaya a cambiar.
A Dios gracias le doy , por hacer del presente una hermosa aventura, donde hay unos ojos tan igual a los míos, que me recordarán siempre que mis mejores locuras las hice como abuela y fue mi mejor manera de demostrar mi amor.
Amo vivir lo vívido... Amo ser como soy...
Y sé que amando a mis nietos,
amo a sus padres y amo también a Dios.