Vistas a la p√°gina totales

lunes, 6 de agosto de 2018

Vistiendo otra piel...ūüĆĻ



Por: Profra. Irma Beltr√°n S√°inz

Cuando una mujer decide olvidar se pone otra piel y se vuelve a enamorar.

Se viste de amor, de paz y ternura, extiende sus brazos y abre sus alas, emprende su vuelo y se siente segura  porque ha descubierto que a√ļn vestida encuentra unos ojos que pueden mirar su alma desnuda.

Nada hay que pueda perturbar su paz, ya nada le puede robar la cordura, se viste con piel de tierno cordero y sale a la calle a cazar al lobo, al que tiempo antes, mucho había temido.

Cuando la mujer decide vestirse con pieles distintas, esas que se encuentra en divinos cuerpos, es porque en su vida, perdonó una vez, perdonó mil veces. Y se sintió perdida entre las mentiras de un príncipe azul. Hasta que un día por fin descubrió que este no existía, y quiso acabar con un cuento falso y lleno de mentiras.

Ya con su piel nueva, guard√≥ en el ba√ļl las risas fingidas, los malos momentos, su vida pasada y todo el dolor de haberse vestido con caricias falsas y besos compartidos.

Contempló la historia en sus fotos viejas, enjugó sus ojos y de sus adentros salió tristemente su mejor sonrisa, guardó lo mejor de su antigua vida, al fin que importa lo que ella guarde, si serán tan sólo los hilos que un día a ella le tejieron un vestido hermoso en una piel joven.

Cuando una mujer decide cambiar la piel que la cubre, es porque los besos que un día la vistieron, la fueron llenando de promesas falsas.

Si un día observas que otros colores asoman coquetos al rostro alegre de algunas mujeres, es porque quizá,
alguien diferente, le ofreció su piel, o quizá una caricia y el rubor asoma al casto pudor de saber que puede vestirse a su edad con pieles distintas.

Para ti mujer escribo mis versos, a ti que en tu cuerpo está ahora viviendo un corazón roto o un resentimiento.

A ti que tus ojos se tornan machitos por tanto llorar un cari√Īo muerto.

Vístete mujer, vístete de gala y sal a la calle, muéstrale al mundo que una mujer, cuando se decide a cambiar de piel, es porque se vio desnuda al espejo y ha descubierto que, con cualquier piel, se verá decente, linda y distinguida.

Sal a caminar y ve a vivir de nuevo, al fin que una piel, es solo la caja que recubre el cuerpo y c√ļbrela otra vez con caricias nuevas.
 
“No olvides jam√°s que hoy te encuentras viva, y que si te decides a cambiar de piel, siempre encontrar√°s un hombre amoroso y justo a tu medida”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario