Vistas a la página totales

jueves, 15 de octubre de 2015

El día de La Raza

La Paz Baja California Sur, a 12 de Octubre de 2015

El día de La Raza
Por: Salvador Castro Iglesias
Correo electrónico: salcasis@yahoo.com.mx

Dicen los que sí saben que un día de tantos de nuestro Señor de 1492 ( para ser màs exactos un 12 de Octubre), el marinero Rodrigo de Triana (que viajaba con Don Cristobal Colón), gritó a todo pulmón .- ¡Tierra a la vistaaaaaa!.

Imagino yo el júbilo que embargó el henchido pecho de Don Cristobal, después de navegar más de dos meses por esos mares de Dios, batallando con tormentas, rebeliones y sobretodo, con el hastío que debió significar viajar es esas naves de madera, con un calor de mil demonios y sin una chica guapetona que le echara porras, solo en compañía de una tripulación integrada por hombres que de seguro tenían muchas cosas malas incluyendo un genio de mil demonios.

En fin, que llega el intrépido viajero a la Isla de Guanahani (hoy parte de las Bermudas) y presto a tomar posesión de ella, desembarca en la playa, se arrodilla (como era costumbre en esa época) y declara en nombre de la Corona Española que esa tierra ya no sería de sus habitantes oriundos de ella.

Así dicen que pasó, los Indios (que no lo eran por no vivir en las Indias), nunca imaginaron la bronca que se les vendría encima, aunque Don Cristobal traía buenas intenciones, pronto descubrieron que la cosa iba tan en serio que muy pronto serían conquistados, subyugados, despojados y todos los ados posibles.


Al paso del tiempo, el llamado Día de la Hispanidad, se festeja por todo lo alto (al grado de ni siquiera ir a trabajar para honrar esa fecha) se convirtió en el Día de La Raza, y ahí vamos los Mexicanos a escuchar grandes diatribas, discursos y loas a nuestros antepasados (incluyendo a los Españoles que ni tardos ni perezosos decidieron conquistar primero a las Indias, procrear una nueva raza que hoy se llaman mestizos y a darle que es mole de olla), recordando la fecha exacta en que dejamos de ser libres, indomables, feroces, guerreros y fiesteros.

Después llegan los Frailes y Misioneros Católicos para convencernos de que eso de andar en cueros, viviendo libres y adorando a otros Dios no era la onda, todos debían renunciar a todo aquello que conocían y adorar a un solo Dios, a su Hijo y a su Bendita Madre la Virgen María, so pena de ser enviados al más allá en compañía de sus abominables Dioses.

Fue tan triste lo que pasó, que hasta la llorona pide clemencia (aún en nuestros días) y los que sobrevivimos a esa fusión de razas, credos, idiosincrasias, aún vamos pagando el precio de tal descaro de venir a conquistarnos.

Efectivamente somos La Raza (de barro y bronce cocido al sol), solo que hoy los conquistadores son otros, el despojo es el mismo y los Dios regresaron en forma de Senadores, Diputados, Gobernadores, Presidentes Municipales y funcionarios, que nos recuerdan a cada momento que el oro y las riquezas son solo para ellos y a nosotros solo nos queda recibir cuentas de vidrio y el castigo divino del Gran Señor de estas tierras conquistadas si nos atrevemos a rebelarnos.

Si, hoy es el día de La Raza, festejemos pues al menos ese orgullo Nacionalista que nos embarga soñando que un día nos levantaremos del suelo, y recuperaremos nuestra identidad, tal vez sea cuando entendamos que ni somos Españoles ni somos indígenas (con la gran honrosa excepción de nuestros pueblos indígenas que aún existen), somos Mestizos y nos hacemos llamar Mexicanos.

Nos leemos más adelante …