Vistas a la página totales

sábado, 11 de julio de 2015

La Paz Baja California Sur a 07 de Julio de 2015
Caminante no hay camino
Por: Salvador Castro Iglesias
Correo electrónico: salcasis@yahoo.com.mx

“Caminante no hay camino, se hace camino al andar”… Me encanta esa canción ¿saben?, habla de realidades, de un andar por la vida y al paso del tiempo uno puede ver lo que ha recorrido.

Al andar se hace camino, y cuando uno vuelve la vista atrás, se da cuenta que lo pasado es eso, pasado. Sueños no logrados, proyectos a medias, caídas y levantadas para seguir en el camino.

Hoy que escribo estas líneas, hago un recuento de mi transcurrir por ese camino que yo escogí, no siempre terso, a veces con baches, piedras que rodear, desfiladeros profundos, gracias a Dios he llegado a otro tramo más.

En pocos días cumpliré la edad de 55 años y debo de agradecer que no me fui al despeñadero muchas veces, por la gracia de una educación forjada en valores que me inculcaron mis padres. Vi caer a algunos de mis compañeros para no levantarse más, otros se fueron quedando a la vera de sus caminos, cansados tal vez de no tener su sueños firmes y creer en ellos, pero eso es otra historia.

Mi historia es hoy la de un loco Pirata irreverente que todavía piensa que mientras hay vida, hay aventuras, que nunca renunciará a lo que cree ni a lo que piensa.

Así es amigos, mi camino ha sido satisfactorio, no sé si lograré llegar a otros 55 años más, pero me doy por bien servido al cumplir los primeros.

Al ver hacia atrás tengo tantos recuerdos que necesitaría tal vez otra vida para contarlos, pero llevo presente todos los días, a mi madre, mi padre, mis amores fallidos, hijos nietas y un trabajo que no solo me llena de satisfacción, me permite hacer realidad mi sueño de dar voz a muchos que no han tenido cabida en otros medios, de compartir mi camino y experiencias con quiera escuchar y aprender.

Golpe a golpe, verso a verso, dice la canción, solo así se llega a la meta, a golpes de trabajo honesto, con versos a la vida misma que me dio Dios, con pasión por lo que hago, y todo ello podrá ser un camino para aquellos que se atrevan a andarlo.

Hacer camino es dejar huella, que con el tiempo alguien vea que si se puede, que los sueños cuando se llevan a cabo dejan grandes satisfacciones y que no hay imposibles.

Mi camino hoy me lleva casi en la recta final para llegar a mi meta, poder entregar cuentas claras a mi creador y decirle que vivir mi vida fue genial, llena de aventuras, de alegrías y realidades; que nada me impidió hacer lo que yo quise y que a pesar de las caídas y raspones bien valió la pena.

… “Al alejarse le oyeron cantar, caminante no hay camino, se hace camino al andar.

… Nos leemos mas adelante