Vistas a la página totales

sábado, 25 de febrero de 2012

Carta al Senador Arturo Escobar

La Paz, B.C.S. Febrero 25 del 2012.
Sr. Senador Arturo Escobar
Cámara de Senadores del Congreso de la Unión.
Muy estimado señor Senador Escobar:
Nos enteramos por la prensa de que la Cámara de Senadores citó a comparecer al secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Elvira Quezada, para que informe sobre las autorizaciones de impacto ambiental otorgadas al proyecto Cabo Cortes que depredaría una de las zonas naturales más bellas y único coral vivo de México. Esto es muy grave, pero más grave aún, son las autorizaciones que se han dado en B.C.S. y por todo el país para la Mega Minería Tóxica depredatoria a cielo abierto que produciría un genocidio y un ecocidio, no solo en nuestro Estado sino en otras entidades del país como Veracruz, San Luis Potosí, zacatecas, Oaxaca, Chiapas etc.
Se dice que la superficie dada en concesión a las inversiones depredadores de capital Canadiense y norteamericano equivalen a la cuarta parte del territorio nacional lo que lo presenta como un acción de “lesa patria” apenas comparable a los despojos más trágicos que se han hecho en la historia de nuestra nación. Estas concesiones requieren de una investigación a fondo por parte de ustedes y el castigo de los culpables que es el acostumbrado Anti-México que nunca descansa. No entendemos como en el Siglo XXI y su lucha contra el calentamiento global, que México ha suscrito, siguen pasando estas cosas y que todas las autoridades sean cómplices, sobre todo el Congreso de la Unión que se supone representa a todos los mexicanos.
La Minería Tóxica a cielo abierto está prohibida en todos los países desarrollados que se respetan y verdaderamente protegen su medio ambiente, pero no en los países tercermundistas en donde la corrupción, a todos los niveles, venden su soberanía y su dignidad por un plato de lentejas. Costa Rica, Colombia, Ecuador, Argentina etc., son algunas de las naciones que tienen fuertes movimientos ciudadanos de protesta ante este flagelo. (ver en google bajo Minería tóxica utube).
Baja California Sur y toda la región del Golfo de California: Península de B.C., Sonora, Sinaloa y Nayarit, tienen un potencial turístico inimaginable que pudiera convertirlo en una de las principales regiones de atractivo turístico del mundo.
Todas estas expectativas se vendrían abajo si se permite la entrada de capitales internacionales depredadores. Ninguna inversión depredadora debe ser aceptada. Debe haber una prohibición internacional por parte de las NN.UU.
La UNESCO, con el compromiso de México, declaró al Golfo de California como“Patrimonio de la Humanidad”. ¡Que incongruencia¡. El turismo no puede sobrevivir en medio ambiente contaminado, el hombre mismo no puede subsistir en contaminación del agua, mar, tierra y aire que produciría la Minería tóxica que utiliza miles de toneladas de cianuro, arsénico, mercurio y otros tóxicos para el procesamiento de metales como oro y cobre.
La intervención patriota y humanista del Congreso de la Unión y de organismos de derechos humanos, el derecho al agua y a la supervivencia de los ciudadanos que señala nuestra Constitución, merece el mayor de los respetos y tienen ustedes una enorme responsabilidad de responder a la confianza que la nación a depositado en ustedes.
Muy atentamente,
Ricardo Garcia Soto,
Ciudadano mexicano.