Vistas a la página totales

martes, 10 de enero de 2012

Ay Estelita

La Paz Baja California Sur a 09 de Enero de 2011


Por: Salvador Castro Iglesias

         Por fin el Presidente de México inauguró la famosa estela de Luz, que después de mil inconvenientes pudo ser terminada y según palabras del Presidente  Felipe Calderón … “A partir de hoy tenemos un monumento en el que todos los mexicanos podemos identificarnos” .



            La verdad como yo vivo en La Paz, no creo sentirme orgulloso en lo más mínimo de ese monumento que además de ser una oda al mal gusto vendría a ser para el que esto escribe algo así como una pirámide más en el universo Azteca, solo que a un costo morbosamente insultante para todos los Mexicanos que vivimos en este País.



            Fíjese usted nada más… Inicialmente el presupuesto para ese “emblemático monumento”, fue de 300 millones de pesos que en sí ya sonaban demasiado exagerados para celebrar el bicentenario de nuestra Independencia y al final vino a costarnos a todos los mexicas la módica cantidad de 1,030 millones de devaluados y jodidos pesitos, nada más ni nada menos que 800 millones mas de los autorizado en un principio.



            Carajo amigos, 800 millones más, todo para lucirse con una estela que supuestamente iluminará el futuro de los Mexicanos. Si así nos piensan iluminar los hermanos del centro del País, mejor prefiero vivir en la hermana República de la Paz caray.



            Ese condenado monumento es una burla y una falta de respeto para todos aquellos que consideramos que nuestro País no está para andar construyendo monumentos cuando la tasa de desempleo según la OCDE fue hasta mayo del 2011 de 5.1%, cuando el País se encuentra todavía resintiendo el efecto provocado por la crisis inmobiliaria, los niveles de pobreza siguen aumentando (junto con los muertos por la guerra contra el narco), y vemos como solo los políticos aumentan sus ingresos.



            Pero lo que duele en verdad es no saber a dónde quedaron esos 800 millones de más que aún no han podido ser justificados, mientras que la canasta básica de los Mexicanos se incrementó de 650 pesos en el 2009 a 845 pesos en el 2010, según informó el 5 de enero de 2010 La secretaria de Desarrollo Económico de la capital mexicana, Laura Velázquez.



            Si hacemos un ejercicio aritmético veremos que con esos 800 millones gastados de más en un monumento estéril y fatuo se podrían haber comprado  964,745 canastas básicas en el DF, que podrían haber alimentado a un buen número de personas.



            Lo increíble de todo esto es la terrible y cínica opacidad con la que se manejan los despilfarros de nuestros Gobernantes y Políticos que tiran el dinero como aquellos Emperadores y Reyezuelos de antaño, en que lo último que importaba era las necesidades del Pueblo.



            Imaginen ustedes si sumáramos todos los dineros que día a día se dilapidan sin ton ni son y al parecer a muy pocas personas les importa.



            Es inconcebible la ceguera de un Presidente que juró proteger a los Mexicanos y elevar el empleo, y que permite en los hechos que sus colaboradores abusen del poder distrayendo los dineros del pueblo para utilizarlo en un monumento como la famosa estela de luz, que no beneficia a nadie más que a los que la construyeron incluyendo a políticos, funcionarios y demás personas involucradas en su construcción.



            Tristemente en nuestro Estado ocurre algo parecido con el hermoso pero inútil Hospital General Juan María de Salvatierra, que fue entregado con bombo y platillo por el ex Gobernador Agúndez, y que está lleno de fallas, excesos de costos en su construcción, sin equipamiento adecuado, sin personal suficiente y con deficiencias que hacen operativo solo en parte su funcionamiento.

           

            ¿Qué pasa?, que el nuevo Gobernador Marcos Covarrubias ahora tendrá que asignar más recursos para poder habilitarlo y que pueda así ser operante como lo debió ser desde un principio.



            Las preguntas en general que estoy seguro nos hacemos millones de Mexicanos son ¿hasta cuándo seguiremos financiando la riqueza de esos políticos corruptos?, ¿Cuál será la nueva obra maestra del nuevo Presidente de la República?, ¿Veremos más estelas de luz o de oscuridad observarnos burlonamente desde lo alto como lo hacían los sacerdotes Mexicas al arrancarnos el corazón?



            Los Mexicanos en verdad no podemos seguir así, existen miles de voces que se levantan cada día clamando por justicia, seguridad, honestidad y otros valores y encuentran oídos sordos por parte de quienes deben proporcionarnos todo eso. Vemos como asesinan a nuestros hijos como al de Javier Sicilia, y tantos más y no pasa nada, aquí mismo tenemos entre algunos el del joven abogado Jonathan Hernández Ascencio que hasta la fecha no ha sido aclarado y siguen las dudas y dilataciones para esclarecerlo.



            Y así pareciera como si nuestro País fuera jauja y los recursos y la impunidad nunca se agotaran, como si el dinero de los Mexicanos estuvieran solo disponibles para esa elite de funcionarios y políticos que con un gozo indescriptible los usan en su mayor parte para enriquecerse sin tener que dar cuenta a nadie sabiendo que la impunidad los protegerá y que se jodan los Mexicanos.



            Ay estelita que caro nos costaste en verdad, tu luz iluminará para siempre el camino de la impunidad, de la avaricia, del despilfarro, de la opacidad y seguro estoy que  al verte nos recordarás lo orgullosos que debemos sentirnos por tenerte con nosotros.



Nos leemos más adelante …