Vistas a la página totales

sábado, 10 de diciembre de 2011

Ya merito

Por: Salvador Castro Iglesias
Correo electrónico: salcasis@yahoo.com.mx

Ya merito llegamos al término de este 2011 y la verdad que para muchos de los Mexicanos urge que se termine, después de tanto batallar esperando que las cosas se arreglen.

Al menos para el que esto escribe, como que al comenzar otro año renacerán las esperanzas de que si, este año que viene si nos irá mejor, que nuestros abnegados y patrióticos políticos ahora si voltearán a ver a su pueblo jodido y dolido con tanto condenado muerto sin ver para cuando dejará de aportarlos en aras de una guerra que no entendemos pero que nos duele allá en un rincón del alma.

Ya merito dicen nuestros entendidos Diputados locales, que en un arranque se soberbia y estupidez paralizan el Congreso en un acto de soberbia solo para demostrar que la inteligencia no tiene cabida y solo importa el agandalle y enseñar el músculo a sus contrincantes valiéndoles sombrilla si el respetable entiende lo que pasa o nó.

Ya merito el dólar le llega a los 15 jodidos y devaluados pesos que hacen que el valor adquisitivo de los Mexicanos, valgan algo así como muy poco, y las tortillas, las gasolinas, el diesel y no se diga la luz, esté a punto de pasar a formar parte de los artículos que podrán ser consumidos por los ricos y… los políticos y funcionarios que magistralmente sobreviven con miserables ingresos arriba de los 30 mil pesitos más otros ingresos de oscura y nunca bien comprendidos por nadie.

Ya merito el narco se apodera de todo el país mientras nuestros vecinos los gringos se benefician del negocio y como apoyo a su sufrido vecino le envían armas y armas para que se maten dejándoles pingues beneficios.

Ya merito viene la elección (otra vez caray), pero ahora para la Presidencia de la República, Diputaciones y Senadurías Federales, en las que Felipe Calderón se podrá retirar a contar sus muertos y estrategias fallidas, mientras los Mexicanos vemos como un nuevo Presidente (o Presidenta según sea el caso), viene y nos dice que ahora sí, todo cambiará y el pasado quedará en el pasado y asunto arreglado.

Ya merito viene el G20 y la verdad la ICA tendrá que trabajar a marchas forzadas porque si no nuestros invitados tendrán que sesionar en la playa del médano, Santa Maria o lo que quede de La Playita den San José del Cabo, tomando cocos con Vodka y viendo a las chicas de los Spring Breackers pasar mientras ellos arreglan el mundo.

Ya merito viene Santa Claus a bolsearnos los aguinaldos y nuestros escasos ingresos con el cuento de la Navidad y aprovechando el Buen Fin, que no tiene nada de Buen ni de Fin, porque a esas fechas volveremos a buscar el billete como locos porque nos lo gastamos en el "Buen Fin" en pantallas de plasma que ya van pasando de moda, pero que las adquirimos a precios de ganga.

Ya merito arranca el super archi requeté mega proyecto de Cabo Cortés que viene a ser algo así como otra conquista Española pero que ahora tiene la modalidad de traer retroexcavadoras en lugar de caballos para partirle toda su ecológica mother (para aquellos suceptibles a las malas palabras), y los indígenas de la región, serán esclavizados con trabajos mal pagados y a lo mejor alguna tienda de raya para que no se gasten su dinero en cosas sin importancia como la educación de sus hijos; que cada día sale más cara que una cena en algún restaurante de esos de moda que te cobran como si la vaca que te comes fuera de procedencia japonesa.

Ya merito volveré a cumplir otra vez años (allá por el mes de julio si es que llego), y me preguntaré ¿Cómo es posible que siga amando con locura y pasión a mi chaparra Sahuayense? Que tiene más vitalidad, amor, pasión por la vida que yo cuando tenía 15.

Ya merito me saco el Melate (si compro boleto), me voy de viaje a las islas Griegas y dejo de escribir tantas cosas como estas, hago expiación de mis pecados cometidos y decido volverme escritor serio como dictan los cánones, para tranquilidad de mis seres queridos que no entienden que la locura en estos tiempos de nubarrones y peores presagios es algo que vale la pena poseer, para no terminar amargado como tantos que se fueron quedando en el camino sin saber que les pasó.

Ya merito será fín de año, así es mis sufridos lectores y por lo tanto les agradezco su paciencia para leerme, sus críticas constructivas o no, su amor por México compartido por mí y sobre todo, les deseo que hagamos un esfuerzo Nacional para que en lugar de andar con tanto merito, sea tiempo del Ya ahorita.

Nos leemos más adelante …