Vistas a la página totales

martes, 5 de julio de 2011

Minera canadiense Vista Gold niega acusaciones de ambientalistas en BCS

Raymundo León Verde : Artículo publicado en el diario La Jornada 01/01/2011

La Paz, BCS. Asesores de la empresa canadiense Vista Gold señalaron que las aseveraciones de grupos ambientalistas en contra del proyecto minero Concordia (antes Paredones Amarillos), el cual pretende la explotación de oro a cielo abierto en la zona de amortiguamiento de la reserva de la biosfera Sierra La Laguna, ubicada en este municipio, son falsas porque carecen de soporte y rigor científico.
El consultor Jorge Escobar dijo que el polvo generado por las excavaciones con algunas partículas de arsénico, elemento que se encuentra en el área de forma natural, en el peor de los escenarios se esparciría en un radio de 2 kilómetros y medio y no de 170 kilómetros como aseguran la organización Agua Vale más que Oro.
También es falso, dijo, que todas las reservas de agua de la Sierra La Laguna se pongan en riesgo de contaminación, primero porque se están tomando previsiones en la construcción de la presa de jales (residuos mineros), y segundo porque en caso de una contingencia sólo se afectaría el uno por ciento de total, pues el proyecto está asentado sobre la cuenca de Cañada Honda, una de las nueve cuencas de la Sierra, las cuales no tienen ninguna conexión entre sí.
Puntualizó que para evitar cualquier posibilidad de filtración de los jales almacenados en la presa, la minera ha rebasado los requisitos establecidos en las normas oficiales para su construcción, de tal forma que sobre el suelo de granito natural del área, de 300 metros de profundidad, se colocará un piso de arcilla compactada de 50 centímetros de espesor y una capa de 18 milésimas de pulgada de polietileno de alta densidad.
Indicó que los jales normalmente se componen de tres partes de sólidos por siete de agua, pero en el caso de Concordia la proporción será a la inversa frenando la dinámica del fluido que es lo que eventualmente puede generar rupturas y filtraciones.
Jorge Escobar precisó que el proyecto necesita 7 mil 500 metros cúbicos de agua diarios para el proceso de extracción del oro, los cuales serán obtenidos de una planta desaladora que se construirá a 40 kilómetros de la mina.
Mencionó que aunque la planta ha sido “satanizada” por los ambientalistas porque aparentemente el problema de la salmuera no tiene solución, la empresa utilizará un procedimiento que permitirá diluirla y regresarla al mar con los niveles de salinidad normales, de 36 partes de millón por cada litro.
Sobre el proceso se cianurización para extraer el oro de la roca, el especialista dijo que lo hará por medio de tanques cerrados, algo que no es obligado por ninguna norma oficial mexicana, pero que la empresa hará para ahorrar cianuro, agua y evitar riesgos de contaminación.
Puntualizó que en el proceso a cielo abierto normalmente se utiliza entre uno y uno y medio kilogramos de cianuro por tonelada de roca, pero en tanques cerrados la cantidad se reduce a 200 ó 250 gramos.