Vistas a la página totales

lunes, 20 de junio de 2011

El mejor padre del mundo…es mi mamá.

Adriana Saavedra
Para aquellos que aún conociéndolo, no tuvieron la fortuna de tenerlo.
Para todos aquellos que lo tuvieron pero nunca estuvo
Para todos aquellos que no les hizo falta, porque estaba ella
Para todos aquellos que tuvieron una familia diferente

Si hace cuarenta años le hubiesen dicho a la sociedad que para el 2011 serían reconocidas mas de dos tipos de familia, ésta, se habría escandalizado, y tal vez igual que hacían los señalamiento y marginación con quienes optaban por una preferencia sexual diferente, también lo hacían con las familias de padre o madre soltera.

Hoy en día existen cinco tipos de familias y con la evolución de las leyes está en vías de reconocerse una mas al permitirse la adopción legal a parejas del mismo sexo.

Aunque la familia nuclear o elemental es la unidad llamada básica, porque se compone de madre, padre e hijos, biológicos o no, eso está considerado para mucho como una familia; sin embargo, existen otros tipos. La monoparental, la extensa o consanguínea, la de madre soltera, y, la de padres separados.

Hoy tomaré como ejemplo a la de madre soltera, viuda o separada, porque me parece que muchas madres han sido los mejores padres del mundo. Las razones no debieran importarle a nadie, pero esas fallas de origen que nos heredó la idiosincrasia a veces se hacen presentes en alguno que otro despistado, que no ha valorado o no ha entendido que para ser buen hijo, no hace falta un padre y que no hace falta un padre para ser madre. No menosprecio a quienes se han desvelado y le han dado todo a sus hijos, pero no hablo de esa familia, que seguramente tendrá su mérito. Hablo de las madres que son los mejores padres del mundo y que hoy también es su día.

Hace mucho tiempo, mientras veía la película “Mira quién habla” la protagonista dijo a su madre que quería tener un hijo por inseminación artificial, la madre le contestó, que esas cosas solo las hacen las chicas feas o las lesbianas y que no era propio de una chica guapa e inteligente. Sin embargo en nuestros días esa es una práctica común en mujeres solteras y casadas, y no es extraño que haya muchas familias de madre soltera -afortunadamente ya está reconocida en las leyes y tratados internacionales- y aún cuando la familia es la más compleja de las instituciones y aunque en nuestra sociedad la formación tradicional haya pasado a un plano diferente, las funciones educativas, religiosas, protectoras, recreativas y productivas en cualquier forma de integración familiar, continúan ejerciéndose.

Es por ello, que no te sorprenda si alguien te dice que el mejor papá del mundo… Es su mamá.