Vistas a la página totales

miércoles, 11 de mayo de 2011

Fracasa inmobiliaria árabe en su intento de rellenar el mar en Los Cabos, BCS

Por: Raymundo León Verde
La Paz, BCS, 10 de mayo.- Tras varios meses de resistencia civil y legal, la Inmobiliaria Palmilla San José, del grupo árabe SEDCO, se desistió de rellenar más de 13 mil metros cuadrados de playa y mar en la bahía de San José del Cabo, municipio de Los Cabos, para la lotificación y venta de terrenos, informó el presidente de la Fundación Amigos de Palmilla, Gerardo Ocampo Díaz.
Aunque las autoridades ambientales aprobaron la manifestación de impacto ambiental para el relleno, Ocampo Díaz dijo que la Zona Federal Marítimo Terrestre no autorizó el cambio de uso de suelo, en tanto la Secretaría de Marina no fue notificada en ningún momento por la inmobiliaria para verter arena en la parte marina del balneario de Palmilla.
La empresa, dijo, publicó en su página de internet y notificó a vecinos del área residencial de Palmilla Norte su decisión de retirar más de 20 mil metros cúbicos de arena que desde octubre pasado había desplazado de los arroyos Santa María y Santa Anita, ambos del municipio de Los Cabos, hacia el lugar donde realizaría el relleno.
Mencionó que esta determinación permite salvaguardar el ecosistema del lugar, caracterizado por bancos de algas que sirven de refugio y reproducción a diversas especies marinas, pero advirtió que las organizaciones civiles continuarán con la vigilancia del balneario, pues el desistimiento de la empresa no se hizo por escrito ni de manera formal.
Indicó, además, que las demandas interpuestas ante diferentes autoridades por parte de la Fundación Amigos de Palmilla y otras organizaciones no gubernamentales por las irregularidades cometidas por la inmobiliaria no se cancelarán, pues se siguen de oficio.
Señaló que la empresa falseó la manifestación de impacto ambiental presentada a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales y a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, ya que incluyó estudios realizados en el 2006 para el fraccionamiento Palmilla Cove como si fueran del 2009 para la ensenada de Palmilla.
Dijo que aunque la manifestación de impacto ambiental para el relleno fue autorizada, se acordó que la arena debería provenir del arroyo El Tule y no de los arroyos Santa María y Santa Anita, cuya composición química facilitaría su desplazamiento por acción del oleaje hacia el interior del mar, contaminando y destruyendo los bancos de algas, pequeños arrecifes y especies marinas que alimentan a los peces destinados a la pesca deportiva, uno de los principales soportes económicos de Los Cabos.
Puntualizó que la empresa relacionada con la familia del extinto magnate árabe Khalid bin Mahfouz pretendía el relleno de la playa y el mar para la ampliación de la superficie con que cuenta para la construcción de mansiones con vista al mar, cuyos precios oscilan entre los cinco y los 30 millones de dólares.
Precisó que a la fecha la inmobiliaria ha obtenido entre 16 y 20 millones de dólares por la venta de sus 13 lotes, pero no conforme buscaba ampliar esas ganancias con la construcción de tres terrenos más y una playa privada.
Ocampo Díaz comentó que detrás de la construcción del complejo Palmilla, dividido en varios fraccionamientos con residencias millonarias, hay una estela de corrupción e impunidad de desarrolladores y autoridades a lo largo de los años.
Por ello, cuestionó la supuesta “donación” de un terreno de mil 400 metros cuadrados de parte de la Inmobiliaria Palmilla San José al ayuntamiento de Los Cabos, pues ese espacio es patrimonio federal.